YOGA es una palabra en sánscrito que significa: Unión. Es la unión de lo celeste con lo terrestre, de lo divino con lo humano y del cuerpo y del alma, a través de posturas y respiraciones de energía que cargan nuestro cuerpo.

Para acceder al canal de Youtube aquí

Lo que conocemos como los tipos de Yoga, son las ramas del árbol del Yoga y todas tienen un objetivo en común: la unión entre tu cuerpo y tu mente.

Con la practica del Yoga puedes fortalecer unas zonas específicas de tu cuerpo, ganarás flexibilidad, musculatura, equilibrio, fuerza, firmeza y tonificación. Pero sea cuál sea el tipo de Yoga que prefieras realizar, trabajarás la meditación y la unión entre la conciencia individual y la conciencia universal.

Como todo en la vida, la elección de tu practica dependerá de tu estilo de vida, de tus gustos, creencias, objetivos, preferencias y personalidad. Es tu camino y eres tú quien debe recorrerlo hasta que te encuentres en el lugar correcto porque al final, es tu practica, es tu espacio y es la oportunidad para encontrarte y conectarte con tu propio ser. Así que conéctate con tu cuerpo y escucha lo que te quiere decir, revisa como se siente con cada postura y desde el amor, elige la que mas se ajusta a ti.

Yoga No. 1. El Bhakti Yoga representa el sendero del amor o la devoción completa a Dios o Ser divino. Está basado en la doctrina” Amar es Dios y Dios es Amor”.
La palabra denota la “participación” (de la raiz verbal “participar, tomar parte”) : El yogin o yoginî en el sendero devocional toma parte en la Divinidad por medio de la rendición, la devoción, el servicio, el culto, y por último es involucrado en la unión mística con la Divinidad. Es un camino de adoración y devoción a Dios y/o un Gurú y se cultiva la relación con lo divino. Este tipo de Yoga se encuentra muy difundido en la India y en todo Oriente. El Bhatki Yoga es ideal para las personas de naturaleza emocional y sensible, es el Yoga del amor y la devoción y constituye el camino más directo y natural para alcanzar el gran fin divino, ya que nos hace ver lo divino en cualquier persona y cualquier cosa. Esto nos lleva a desarrollar amor, tolerancia y aceptación por todos. En el Bhakti Yoga no se presta mayor atención a las posturas de Yoga, ni a las respiraciones, ya que se basa en actos de culto y devoción. En la practica se llevan a cabo recitación de mantras y cantos.

Yoga No. 2. Japa Yoga o Yoga con mantras. Toda la creación no es más que una vibración sonora. Los yoguis se preocupan también por los efectos mentales y espirituales del sonido, a tal punto que elaboraron un Yoga especial de los sonidos llamado Mantra Yoga. Mantra es una palabra, sílaba o frase que se repite mentalmente, cantada o pronunciada en voz alta. El uso de los mantras tiene como finalidad centrar la mente y entrar en armonía con el cuerpo. El Japa Yoga es ideal para personas sensibles a vibraciones sonoras, que buscan retirarse de una existencia ruidosa. Los Mantras se basan en ciertas combinaciones de vocales que se cantan de una manera particular a fin de producir un efecto vibratorio en todo nuestro sistema: en nuestros nervios, en nuestras glándulas y en nuestro cerebro.

Yoga No. 3. El Hatha Yoga es uno de los más populares en occidente. Este tipo de Yoga utiliza el cuerpo como herramienta para llegar a la exploración de si mismo. El Hatha Yoga es conocido porque se practica a través de las populares Asanas (posturas de Yoga), y tiene como objetivo purificar cuerpo y mente. Es el Yoga del bienestar físico. Hatha es la unión de ha que significa “Sol” y tha, que quiere decir “Luna”. Su traducción exacta sería entonces, Yoga solar y lunar, ya que se refiere a las cualidades solares y lunares de la respiración y del Prana (Energía Vital). No es una mera cultura física, de acuerdo con nuestro concepto occidental, sino que apunta a la preparación del cuerpo para que éste pueda soportar posteriores pruebas espirituales. De esta manera, el Hatha Yoga es como una escalera hacia el Raja Yoga, la forma más elevada de todas las ramas de esta antiquísima disciplina de la India. Y si bien no constituye su objetivo principal, le brinda a quien lo practica salud, juventud y longevidad. El creador del Hatha Yoga fue el maestro Shiva Mahadeva o Mahdeva Nath. Algunas de las posturas más conocidas son “la posición de loto” (padmāsana) o el “saludo al sol” (suriá namaskar).

Yoga No. 4. El Kripalu Yoga enseña la auto-aceptación estando presente en el momento y aceptando ‘lo que es’. Es una forma de Hatha Yoga originalmente creada por Yogui Amrit Desai. Este tipo de Yoga es un instrumento para la autonomía y el crecimiento personal. Cimentada en las antiguas escrituras védicas y enseñanzas de India, basada en los Sutras de Patanjali y los Ocho Preceptos de Yoga, Kripalu Yoga integra el cuerpo, la mente y las emociones por medio de posturas de Yoga moderadas y meditativas. Kripalu significa compasión, reconoce y honra la singularidad de cada persona. La práctica nos enseña cómo ajustarnos a nuestra sabiduría interior, y así conocer mejor nuestros propios cuerpos.

Yoga No. 5. Swara Yoga es un tipo de Yoga que se concentra en la respiración. Utiliza una serie de técnicas que permiten el ingreso de oxígeno y prana, que es la energía del universo, al organismo. El prana al ser absorbida a través de la respiración se transforma en energía vital. Hay que practicarlo bajo la supervisión de un instructor o profesor habilitado, para evitar riesgos. El primer principio de esta practica es que la exhalación debe durar más tiempo que la inhalación, si es posible el doble. Luego, teniendo en cuenta esto, se utilizan nueve tipos de respiración: respiración baja (abdominal y lumbar), respiración media (intercostal y diafragmática), respiración alta (pectoral, dorsal y clavicular), respiración profunda (se cargan los pulmones de abajo hacia arriba), respiración total (se cargan los pulmones completamente). Tiene muchos beneficios físicos, como reducir el estrés y calmar la ansiedad.

Yoga No. 6. El Jnana Yoga (Jñana Yoga) se conoce también como el Yoga del verdadero conocimiento y la sabiduría –vijnana- que avanza, paso a paso, hacia la aprehensión total de la verdadera realidad, es decir, del Ser absoluto. También se le llama el Yoga de la mente. El sendero del conocimiento le exige al practicante un discernimiento continuo y una renuncia progresiva hacia todo lo considerado como apariencia o relatividad. Como ejemplo de Jñana Yoga, cabe mencionar al internacionalmente reconocido filósofo hindú Krishnamurti, quien dedicó su vida a alcanzar la realidad última a través del conocimiento intelectual. Los que practican este tipo de Yoga buscan la sabiduría a través de ellos mismos, mediante el debate y la razón. El Jnana Yoga es ideal para personas con mente racional y analítica, que disfrutan de la filosofía.

Yoga No. 7.  El Karma Yoga es un camino desinteresado que entiende el Yoga como una acción que se ofrece a Dios, sin esperar recompensas. El Karma Yoga es perfecto para las personas que desean servir a la humanidad. Se basa en que tu situación actual depende de tus acciones pasadas. Karma es “acción” y el Karma Yoga es el Yoga de la acción desinteresada, de la acción consciente que se realiza sin esperar nada a cambio, aquella que se desarrolla como un instrumento de la autorrealización. El Yogui realiza la acción tan atenta y perfectamente como le es posible y se despreocupa de los resultados pues, si éstos han de llegar, será por obra de la divinidad. La acción en sí misma adquiere todo su valor. A Mataji Indra Devi le gustaba dar como ejemplos de Karma Yoguis a la Madre Teresa de Calcuta y a Mahatma Gandhi.

Yoga No. 8. El Yoga Iyengar es el método de Yoga que practican aquellos que siguen la enseñanza del maestro Iyengar siguiendo la tradición de los Yoga sutras de Patañjali.
La característica esencial del Yoga Iyengar es la intensidad de su enseñanza en los estadios de práctica de posturas (asana) y respiración (pranayama). Este tipo de Yoga es también conocido por el uso de cintas y bloques para ayudar a la persona a colocarse correctamente en la posición. Iyengar ha llevado la perfección de la técnica a su máximo nivel de refinamiento y desarrollo.
Una clase de Iyengar comienza con una recitación de un mantra a Patanjali, sentados en postura de meditación, buscando concentración y limpiar la mente de las actividades del día. Se procede a higienizar el sistema respiratorio y hacer un trabajo de inversión en columpios para soltar la columna. Las clases no se planifican previamente, porque la clase la plantea el alumno, y ninguna se parece entre sí. Sirve para elongar, mejorar la postura de la columna y la respiración. Además, disminuye el estrés y baja la presión.

Yoga No. 9. Laya Yoga o Yoga Kundalini se basa en prácticas que actúan sobre los chakras, o centros energéticos, y tiene como objetivo dominar la función de cada uno de ellos. El Kundalini Yoga llegó a Occidente con el maestro de la India, Yogi Bhajan. Genera vitalidad y tranquilidad y encamina a la persona hacia su crecimiento personal. Se trabaja tanto lo físico, mental y espiritual. En las clases se mezclan los ejercicios de calentamiento, una serie de posturas corporales de Yoga en un orden pre-establecido (kriya), el control de la respiración (pranayama), el canto de mantras y la relajación. Este Yoga es aconsejable para aquellos que practiquen con un maestro experimentado, ya que puede ser verdaderamente poderoso.

Yoga No. 10. El Sahaja Yoga es una práctica cuyo objetivo es conseguir la consciencia plena de nuestro verdadero Ser. Es conocido como el Yoga de la unión con el poder omnipresente del amor Divino. Sahaja Yoga es una expresión sánscrita: “Saha” significa “con”; “ja” significa “nacido”; “Yoga” significa unión con el poder omnipresente del amor Divino. Sahaja Yoga es un método simple de meditación, desarrollado por Shri Mataji Nirmala Devi, y se trata de un proceso viviente, que nos permite percibir a nuestra Kundalini como una sutil brisa fresca encima de la cabeza y en las manos. Esta experiencia corresponde al despertar espontáneo de la energía espiritual (Kundalini, energía del Espíritu Santo dentro de nosotros) que sube desde su base en el hueso sacro hasta la cúspide del cráneo pasando a través de la columna vertebral. El despertar de la Kundalini representa el inicio de una dimensión más elevada de conciencia (conciencia vibratoria). Estas “vibraciones del amor divino” permiten a la persona convertirse en su propio maestro.

Yoga No. 11. El Raja Yoga es conocido como «la senda del rey» y se centra en el desarrollo de la mente. El objetivo del Raja Yoga es mejorar la concentración y alcanzar la unión. Se denomina así al Yoga que procede de Patanjali, un sabio que vivió entre los siglos VII y III aC. Fue el primero en recopilar y sistematizar las doctrinas y técnicas del Yoga que hasta entonces se transmitían de forma oral. Su obra Yogasutra recoge la sabiduría tradicional y da lugar a la Filosofía del Yoga, que Patanjali denominará Ashtanga o “yoga de los ocho miembros u ocho partes”. Posteriormente sus enseñanzas serán conocidas por los sabios y eruditos con el nombre de Raja-Yoga. Los ocho pasos o peldaños para acceder a la meta final son:

1. YAMA: Control de uno mismo en relación a los demás (código ético moral).

2. NIYAMA: Control íntimo (reglas de observancia personales como la higiene, el control del placer, el desapego, etc).

3. ASANAS: Posturas yóguicas.

4. PRANAYAMA: Control de la energía vital o Prana, a través de la respiración.

5. PRATIAHARA: Retiro de los sentidos hacia el mundo interior.

6. DHARANA: Concentración.

7. DHIANA: Meditación.

8. SHAMADI: Iluminación – Experiencia del Ser – Estado de supraconciencia (trascendencia de la dualidad) – Realización sublime del ser humano.

Yoga No. 12. Kum Nye Yoga es una técnica budista tibetana. Se alternan ejercicios de posturas con meditación y técnicas para equilibrar. A través de los ejercicios se trata de liberar la mente para aprender a sentir e interpretar la realidad externa. Se trabaja mucho sobre la conciencia y el nivel espiritual. Se realizan ejercicios para inducir al pensamiento, guiar la visualización y tener una meditación profunda. El ejercicio interno libera al cuerpo y lo afloja. Además, el trabajo interno ayuda a reducir el estrés, bajar la ansiedad, y equilibrar la energía interna.

Yoga No. 13. Kriya Yoga es una avanzada técnica para la evolución espiritual que procede de épocas de mayor iluminación espiritual. Forma parte de la antigua ciencia del Raja Yoga, y es mencionada por Patanjali en sus Yoga Sutras y por Sri Krishna en el Bhagavad Gita. Mientras que la técnica de Kriya puede ser revelada sólo a los iniciados, su propósito y naturaleza básica han sido descritos por Paramhansa Yogananda y Suami Kriyananda en sus respectivas autobiografías, en capítulos dedicados a este tema. El Kriya Yoga es conocido como el Yoga de la unión con el Infinito por medio de cierta acción. El Kriya Yoga es una avanzada técnica para la evolución espiritual, el arte científico de la unión con el Propio Ser.

Yoga No. 14. El Bikram Yoga también es conocido como “Hot Yoga” (Yoga caliente) y se popularizó en los años 70´s en Estados Unidos. Se practican una serie de 26 posturas correspondientes al Hatha Yoga, que incluye dos ejercicios de respiración, que deben realizarse en unos 90 minutos y a 40° de temperatura. Es apropiado para todas las edades y niveles. El calor permite que los músculos se relajen y previene las lesiones musculares. También ayuda a que el cuerpo comience a transpirar logrando que el mismo realice una fase de desintoxicación, reduce de peso y cambia grasa por masa muscular. Bikram Yoga es un método ideado para trabajar todos los sistemas del cuerpo con técnicas de Yoga y calor. Si bien es Hatha Yoga, lo novedoso es que se practica en un salón calefaccionado a 42 grados. Lo que más llama la atención es el calor, pero en realidad la novedad está dada por la serie de asanas. En cada clase el alumno realizará las posturas hasta donde su cuerpo le permita llegar. La temperatura es de 42 grados y la humedad varía entre el 40 y 50%.

Yoga No. 15. El Tantra Yoga considera la relación sexual como un rito que lleva al hombre y a la mujer a la esencia del ser humano, aunque hay que decir que en la práctica del yoga tántrico, el sexo es solo una parte del tantra. El objetivo de los ejercicios de tantra es convertir ese momento de placer físico en un momento infinito. El Tantra Yoga trabaja la meditación, la renunciación, las ceremonias y el misticismo. Habla de la exaltación del deseo sexual, abrir canales de energía o chakras a través del sexo. En el Tantra Yoga, el cuerpo es valorado profundamente y se lo considera una manifestación física del plano espiritual, por lo tanto es un vehículo para la liberación del espíritu y la eliminación del sufrimiento. Generalmente las series completas de Tantra Yoga se siguen por un intervalo de meditaciones en las que el instructor asistirá al practicante para llevarlo a un estado mental sereno. En el Tantra Yoga, se percibe cualquier fuente de placer y deseo como una ventana de acceso a la divinidad. El deseo es una fuerza poderosa, que motiva a las personas, las inspira y las impulsa a alcanzar sus objetivos, siempre y cuando éstos no sean motivo de obsesión ni apego.

Yoga No. 16. El Anusara Yoga es conocido como el Yoga de la filosofía tántrica. Anusara Yoga es una escuela moderna de Yoga creada en 1997 por John Friend. Es una práctica fuerte de Hatha Yoga combinada con filosofía tántrica que está simbolizada como una “celebración del corazón”. El énfasis de esta nueva escuela es en un conjunto de “Principios Universales de Alineación” en que están basadas las posturas, poses que “abren el corazón” y los beneficios espirituales y meditativos del Hatha Yoga. Anusara es un termino sánscrito proveniente del Kularnava Tantra que significa ” fluir con Gracia”, ” seguir al corazón”.

Yoga No. 17. Kaladanda Yoga consiste en la unión de técnicas del Yoga Jivamukti y tibetanas. Utiliza métodos externos, que son las asanas, el pranayama y el trabajo solidario e internos, que son vida ética, estudio filosófico y meditación. Estos métodos desarrollan la compasión y la sabiduría, las cuales aceleran el proceso de transformación total del ser, de un cuerpo y mente en sufrimiento a uno pleno y feliz. Algunos de los beneficios son que aumenta la flexibilidad articular y elasticidad muscular, moviliza la columna vertebral en toda su capacidad de movimiento y mejora el rendimiento intelectual y laboral.

Yoga No. 18. El Yoga aéreo, también conocido como Aeroyoga, es un método de estiramiento y relajación creado por el español experto en Yoga Rafael Martínez que posee más de 30 años de ejercicio en esta área. En esta práctica se utiliza la suspensión y la ingravidez mediante un columpio especial que fomenta el desbloqueo de los huesos y la tonicidad muscular. El aeroyoga está inspirado en disciplinas ancestrales como la técnica Ayurveda, el Natha Yoga y también en métodos más moderos como el pilates, la danza contemporánea o la gimnasia holística.

Yoga No. 19. AcroYoga es un tipo de Yoga relativamente nuevo. El Acroyoga es una fusión entre Yoga, masaje tailandés y acrobacia. Se practica en pareja, tríos y grupo. Las posiciones son relativamente fáciles de hacer y divertidas. La persona que hace de base, en el suelo, necesita tener fuerza, seguridad, y solidez. La persona que esta arriba flexibilidad y algo de experiencia practicando Yoga. En las clases, se habla de «kula», que en sánscrito significa «familia» o «grupo», y se puede traducir como «comunidad del corazón». Cada clase tiene distintas partes que son: ceremonia en círculo, asanas partner flow, inversiones con cuidador, acrobacia en dúo, vuelo terapéutico y masaje tailandés.

Yoga No. 20. Yoga Booty Ballet. Esta técnica surgió en Los Ángeles, Estados Unidos, y es una forma nueva de concebir el Yoga, el baile y el ejercicio físico. Es un ejercicio donde se trabaja el cuerpo y el espíritu, mezclando el Yoga clásico con técnicas nuevas. Logra reunir prácticas y posturas de Yoga, ejercicio cardiovascular, elementos del ballet, baile y meditación. Las clases comienzan con una meditación en la que se practican tres tipos de respiraciones que provienen del Kundalini Yoga. La segunda parte, consta del baile cardiovascular, para transpirar, eliminar toxinas y generar una sensación de libertad, que se combina con ejercicios ballet para tonificar los músculos. La tercera parte es la práctica de asanas, que provienen del método más antiguo y clásico, Hatha yoga.

Yoga No. 21. Vinyasa Yoga se refiere a una forma de Yoga que sigue a una serie particular de asanas (posturas). Estas posturas tienen el fin de crear un patrón específico o un flujo suave. Por lo tanto, Vinyasa Yoga es también conocido como Yoga Flow. En Yoga Vinyasa, todas las posturas sostenidas por el cuerpo están conectadas a través de la respiración rítmica, por lo que la fuerza y la energía se crea en el cuerpo.

Yoga No. 22. SUP Yoga resulta de combinar el trabajo clásico de Hatha o Vinyasa con una tabla de surf. Evidentemente se practica sobre el agua y la inestabilidad que crea el medio acuático nos obliga a trabajar mucho más nuestro control corporal y nuestra zona media, encargada de la estabilización de la postura.

Yoga No. 23. PurnaYoga. Sri Aurobindo Ghose, uno de los grandes maestros, creó este Yoga Integral; un novedoso método que es a la vez, crítica y síntesis de los sistemas tradicionales de este milenario arte y ciencia de vida; un sendero distinto que se aparta drásticamente de los antiguos y trillados caminos. El Yoga Integral afirma que el individuo en sí no existe solo, sino en colectividad y, por lo tanto, la liberación y la perfección individuales no pueden ser el sentido total de la intención de Dios en el mundo.