Te amo y respeto tu proceso

Dentro de mi proceso de Despertar Espiritual algo que para mi fue demasiado difícil fue lograr entender que justamente ese proceso lo estaba viviendo yo y era únicamente mío y que no podía pretender que todos estuvieran recibiendo, comprendiendo y manifestando todo al mismo tiempo como yo.

Despertar es lograr ver todo eso que antes no veías. Es integrar dentro de ti la esencia de la perfección divina permitiéndote volver a ti, reiniciando, desaprendiendo y reencontrándote contigo. Es abrirte a un universo de posibilidades, en donde ya no necesitas juzgar pero si comienzas a cuestionar todo lo que experimentas en tu vida. Es maravilloso.

En una de las fases quise correr a contarle a todos lo que estaba entendiendo, eso que mi mente había logrado percibir que antes no, bueno, lo que yo creía que había entendido que en realidad todavía no entendía. Fue una fase realmente muy extraña, porque al intentar explicar lo que supuestamente yo ahora entendía nadie me entendía y recibí muchas miradas frías y comportamientos distantes. Quería contar, hablar, enseñar, explicar, compartir, pero no era el momento. En esta fase me sentí muy sola y llegué a pensar que estaba loca. Literalmente sentí que yo ya no hacia parte de este mundo terrenal. En esta fase también puede influenciar el ego y es importante mantenerse centrado, enfocado y realizando prácticas que nos conecten desde la espiritualidad con la humildad y la entrega, porque es justamente el momento de entregarse y permitir que el Ser Superior obre y moldee lo que necesita salir a luz para expandirse y cumplir su misión. Y ese fue mi caso, porque debo cumplir con esta misión y para hacerlo tenía que despertar, debo abrir mi consciencia y despertar ya que solo así podré conectarme con mi alma, escucharla y recordar para qué vine aquí.

En esa fase salieron de mi vida personas que ya no me aportaban positivamente y así estuvo bien porque necesitaba tiempo a solas para procesar. Llegaron más y más películas, libros y maestros, y es tan increíblemente perfecto el proceso que esa información no llega antes porque tiene que llegar justo cuando tu cerebro está listo, quizás antes estuvo listo para una primera parte, para otra información diferente, pero luego estará listo para la siguiente información y así sucesivamente. El proceso es realmente perfecto. Ahora puedo verlo, ya que al despertar te conectas con el amor incondicional y el amor te permite ver la perfección en todo. El amor te hace permanecer en gracia divina. En ese momento tan confundida, sentí rabia, angustia, ansiedad, dolor. Mi corazón se estaba abriendo a ese amor. A esa verdad. Pero una vez logras transitarlo, todo se transforma. Todo.

Así que si estás haciendo tu proceso de despertar, te felicito, te honro, te bendigo y te envío luz y amor, pero respeto tu proceso. No tengo porque intentar imponerte mi verdad, no tengo porque obligarte a abrir los ojos, no es mi labor presionarte, no debo enojarme por lo que tu aún no puedes comprender. Respeto tu proceso y lo amo y te amo porque eres perfecto tal como eres. Yo solo haré mi parte y te dejaré aquello que se me ha indicado.

Gracias por llegar a mostrarme y enseñarme tu mensaje. Gracias por cumplir el acuerdo que hicieron nuestras almas. Gracias por la nobleza de tu alma que aún no sabe lo que quizás yo sé, gracias por entregarme aquello que tu sabes que yo aún no sé.

Gracias por estar presente, por tu amor, por creer en mi. Celebremos juntos un año más de vida de esta que es mi misión llamada Espíritu Once ayudando a quienes estén listos a despertar.

Con mucho amor.

Diana Luna

4 comentarios de “Te amo y respeto tu proceso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

error: Content is protected !!