Señales divinas

¿Alguna vez pediste una señal?

Si la respuesta es no, comienza a hacerlo. Para recibirlas no es necesario que creas, aunque el pedirlas ya es certeza de tu fe, si pides es porque esperas, si esperas tienes alguna esperanza de que algo se manifieste y esta sería la respuesta a eso por lo que estás preguntando. Una señal contiene una expectativa; una señal es una manera de preguntar, de pedir ayuda y de necesitar recibir guía. Así que pide una señal.

En varias circunstancias difíciles de mi vida, además de orar y meditar siempre pido por una señal y la manifestación de las mismas ha sido tan increíble que parece magia, me parece irreal pero realmente es posible recibir respuestas. He pedido diferentes tipos de señales, algunas veces porque no sé qué debería hacer con la cuestión y cómo actuar, otras veces para tomar decisiones sobre un tema en particular, y también he pedido a Dios la confirmación de su apoyo y asistencia en alguna situación cuando no veo la salida.

Recuerdo en una ocasión que tenía que caminar desde mi trabajo hacia mi casa, un recorrido largo por una zona central muy sola de la ciudad y ya era de noche, sentí algo de miedo por lo que comencé a orar, pedí a Dios y pedí al Arcángel Miguel su asistencia envolviéndome en una cápsula de protección contra cualquier peligro, en ese momento mientras caminaba vi como sobre mí caía una pluma blanca.

Esta es sólo una corta historia maravillosa de las muchas circunstancias que han aparecido y de las sorpresas que he presenciado después de pedir señales, confirmándome que no estoy sola, que cada vez que pido recibo, que estoy custodiada y acompañada y que cada cosa que sucede es para algo muy especial. Y esta es la mejor confirmación de la presencia de Dios.

No te juzgues por dudar, en ocasiones no encontramos salida y nos abrumamos con las circunstancias difíciles, perdemos el norte, la calma, la consciencia, y quizás la fe en nuestro Salvador, pero justo en estos momentos recuerda pedir una señal, eso te mantiene conectado porque las señales siempre llegan, porque siempre estas acompañado y siempre te están guiando. También pide que puedas verlas y que sean claras, es importante que te dejes llevar sin esperar para que no generes expectativas permanentes y creas que cada cosa es una señal; una señal es algo verdaderamente increíble, y en tu corazón percibes que esa, justamente esa es la señal que pediste.

Suelta y confía.

Con mucho amor.

Diana Luna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
8 ⁄ 1 =


error: Content is protected !!