La novena es una devoción de oración privada o pública de nueve días para obtener alguna gracia o intención especial.

Hay novenas dedicadas a Nuestro Señor o al Espíritu Santo, como también a la Virgen María y a muchos santos. La sucesión de nueve puede referirse a días consecutivos (ej: nueve días previos a una fiesta) o a nueve días específicos de la semana o del mes (ej: nueve primeros viernes). Algunas novenas tienen una larga tradición asociada con la devoción a un santo o a una promesa recibida en revelación privada.

El reto que se realiza entre el 22 de Enero y el 1 de Febrero está dirigido especialmente a las personas que crean en estas tradiciones religiosas sin discriminar o pretender imponer una dinámica que no a todos les guste realizar, en el futuro, practicaremos distintos rituales asociados a otras culturas, creencias o tradiciones, así que te invito desde el amor y sin compromiso a participar en oración creyendo en los beneficios que recibirás mediante esta conexión con la divinidad.

La novena así como la que realizamos en diciembre para el nacimiento de nuestro Señor, incluye: oraciones para todos los días, gozos y la oración para cada día de los nueve días, mañana te daré las oraciones para todos los días y comenzaremos el día 3 con las oraciones diarias, no dejes de seguir las publicaciones y conéctate con la fuerza y el poder que dará a tu vida la entrega y dedicación en este espacio de oración.

Prepara desde hoy el espacio en el que te sentarás y te conectarás en oración, puedes prender algunas velas blancas, cerrar tus ojos y comenzar a respirar lentamente, siente el amor de Dios en ti, recibe los dones y la manifestación de la prosperidad a partir de hoy.

LA NOVENA DE LA PROSPERIDAD es una devoción para pedir por abundancia. Etimológicamente prosperidad significa bienestar o mejora de una situación. Toda prosperidad viene de Dios porque El es dueño de todo, Salmo 24:1 “Del Señor es el mundo entero, con todo lo que en él hay y con todo lo que en él vive”.

Aquí te dejo las oraciones para todos los días y los gozos. Cada día desde mañana puedes leer las oraciones para todos los días, los gozos y la oración correspondiente al día que te dejaré en las redes sociales.

Verás como cada día que vayamos avanzando en la novena sucederán cosas mágicas y maravillosas en tu vida, ¡ten fe!

ORACIONES PARA TODOS LOS DÍAS

SALMO 51

Por tu amor, oh Dios, ten compasión de mi; por tu gran ternura borra mis culpas. ¡Lávame de mi maldad! ¡Límpiame de mi pecado!. Reconozco que he sido rebelde; mi pecado no se borra de mi mente. Contra ti he pecado, y solo contra ti, haciendo lo malo, lo que tu condenas. Por eso tu sentencia es justa: irreprochable tu juicio.

En verdad, soy malo desde que nací; soy pecador desde el seno de mi madre. En verdad, tu amas al corazón sincero, y en lo íntimo me has dado sabiduría. Purifícame con hisopo, y quedaré limpio; lávame y quedaré más blanco que la nieve. Lléname de gozo y alegría; alégrame de nuevo, aunque me has quebrantado. Aleja de tu vista mis pecados y borra todas mis maldades. Oh Dios, ¡pon en mi un corazón limpio!, ¡dame un espíritu nuevo y fiel!. No me apartes de tu presencia ni me quites tu santo espíritu. Hazme sentir de nuevo el gozo de tu salvación; sosténme con tu espíritu generoso, para que yo enseñe a los rebeldes tus caminos y los pecadores se vuelvan a ti. Líbrame de cometer homicidios, oh Dios de mi salvación, y anunciaré con cantos que tú eres justo.

Señor, abre mis labios, y con mis labios te cantaré alabanzas ¡tu no desprecias, oh Dios, un corazón hecho pedazos!.

SALMO 91

El que vive bajo la sombra protectora del Altísimo y todopoderoso, dice al Señor ¡Tú eres mi refugio, mi castillo! mi Dios en quien confío, sólo Él puede librarte de trampas ocultas y plagas mortales, pues te cubrirá con sus alas, y bajo ellas estarás seguro. ¡Su fidelidad te protegerá como escudo! No tengas miedo a los peligros nocturnos, ni a las flechas lanzadas de día, ni a las plagas, que llegan con la oscuridad, ni a los que destruyen a pleno sol; pues mil caerán muertos a tu izquierda y diez mil a tu derecha, pero a ti nada te pasará. Solamente lo habrás de presenciar; verás a los malvados recibir su merecido. Ya que has hecho del Señor tu refugio, del Altísimo tu lugar de protección, no te sobrevendrá ningún mal ni la enfermedad llegará a tu casa, pues el mandará que sus ángeles te cuiden donde quiera que vayas.
Te levantarán con sus manos para que no tropieces con piedra alguna. Podrás andar entre leones, entre monstruos y serpientes. “Yo lo pondré a salvo, fuera del alcance de todos, porque Él me ama y me conoce. Cuando me llame, le contestaré; ¡Yo mismo estaré con él! lo libraré de la angustia y colmaré de honores; le hará disfrutar de una larga vida, ¡Le haré gozar de mi salvación!”.

ORACIÓN A LA REINA DE LOS SANTOS ÁNGELES

Excelsa Reina del cielo, Señora de los ángeles, Tú has recibido de Dios, el poder  y la misión de pisar la cabeza de satanás. Te pedimos humildemente: envía tus ejércitos celestiales, los encargados de traer prosperidad a… (mi vida, empleo, estudios, negocios, familia etc), a fin de que bajo tu manto, se pongan en combate contra los espíritus de ruina y luchen contra ellos en todas las partes, que quiebren su arrogancia y los precipiten al infierno. ¿Quién es como Dios?
Madre bondadosa y llena de amor. ¡Tú serás siempre nuestro amor y esperanza! Madre de Dios, envía a tus santos Ángeles para que traigan prosperidad y alejen de mi vida, de mi empleo, negocio o familia al enemigo maligno. Vosotros Santos Ángeles y Arcángeles, defiéndenos y protégenos. Vosotros Santos Ángeles y Arcángeles libéranos de los espíritus destructores y de ruina. Amén.

ORACIÓN A LOS SANTOS ÁNGELES

A vosotros, Espíritus Celestiales, vosotros ciervos de Dios: Los espíritus malignos y soberbios, envidiosos, perturbadores y astutos, se conjuraron para arruinarnos, para perdernos; por eso invocamos vuestro apoyo a fin de que un número tan grande de enemigos no puedan vencernos ¡Ayudadnos!, Vosotros Santos Ángeles. Combatid por mí fielmente día y noche en esta lucha permanente. Me encomiendo especialmente a vosotros Santos Ángeles de prosperidad: guiadme que estoy ciego, enseñadme que soy ignorante, fortalecedme que soy débil, protegedme que soy indigno, traedme de nuevo cuando me desvíe, insistidme cuando esté perezoso; despertadme cuando duerma, ayudame a avanzar cuando yo ande.
Os invitamos para que combatan contra todos los espíritus que detienen la bendición que el Señor ya me ha dado, sacad al devorador de mi vida, familia, trabajo, negocio, estudio.
Que los cielos sean abiertos para que la prosperidad llegue a (orar por la persona o lugar por que se esté intercediendo). Por los Obispos y Sacerdotes para que sean ungidos por el Espíritu Santo.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…  repetir 3 veces.

GOZOS

Todos:
Oh bendito Padre,
mi amadísimo Señor.
Tú eres mi amparo,
mi seguro protector.

Aunque tu amor misericordioso no merezco, todo te lo confío, haz que mi casa sea próspera y mi hogar sea bendecido.

Oh bendito Padre, mi amadísimo Señor…

Envía a tus santos ángeles, para que ahuyenten al devorador, trayendo así con ellos el ejército prosperador.

Oh bendito Padre, mi amadísimo Señor…

Tú sabes Señor soy débil, más por tu gran amor hoy me cubres con tu gracia y me das liberación.

Oh bendito Padre, mi amadísimo Señor…

Enseñame a ser generoso, oh bendito protector, te entrego toda mi vida y también mi corazón.

Oh bendito Padre, mi amadísimo Señor…

Ayúdame en mis congojas, Oh Madre del Salvador, intercede Virgen para que alcance la bendición.

Oh bendito Padre, mi amadísimo Señor…

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo, enséñame a comprender como Jesús comprende, enséñame a amar como Jesús ama; enséñame a perdonar como Jesús perdona y dar sin mezquindad, porque dando es como se recibe y así vendrá la prosperidad.

INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha, sé mi amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él todo su poder, pedimos suplicantes y TÚ Principe de las milicias celestiales, con el poder que Dios te dio, arroja al infierno a satanás y a los demás espíritus malignos que andan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

ORACIÓN DE LIBERACIÓN

Te pido Padre celestial en el nombre de Jesús de Nazaret y por su preciosísima Sangre, ato, ligo y encadeno ahora mismo el poder de toda potestad y de todo principado maligno que tenga autoridad sobre mi, sobre mi ciudad, mi hogar, mi esposo(a), mis hijos, mi familia, mi comunidad y el lugar donde trabajo.

Te pido Padre Celestial, en el nombre de Jesucristo que envíes a tus Santos Ángeles y Huestes Celestiales para batallar contra estas fuerzas malignas y desalojadas de sus posesiones. En el nombre poderoso de Jesús, ato, ligo y encadeno el poder de todo demonio que Satanás me haya asignado para impedir que alcance mi potencia como hijo de Dios.

Ordeno ahora mismo a estos demonios, en el nombre de Jesús que queden atados, ligados, encadenados y sin ninguna clase de poder; y los echo de mi, de mi vida, de mi esposo(a), de mi familia, de mi ciudad, de mi país para que queden lejos en el lugar que les corresponde.

Por el Poder de la sangre de Jesús, ato, ligo y encadeno todo espíritu de pobreza, ruina, miseria, escasez, deudas, enfermedad, todo espíritu que impide recibir las bendiciones en mi ser integral y las cosas materiales que Dios quiere que mi familia y yo tengamos. En el Nombre Poderoso de Jesús, les ordeno retirarse ahora mismo y salir de mi, de mi familia y en el Nombre de Jesús queden atados, ligados y encadenados todos los poderes de los demonios, que impiden trabajar en los dones del Espíritu Santo.

Te ordeno Satanás quitar tus manos de mi dinero, mis bienes, mi trabajo, mis negocios, mi hogar, mi familia y mi vida. En el Nombre del Señor Jesucristo ordeno, que cualquier espíritu de ruina, deuda, enfermedad sean desarraigados y destruidos. Los arrojo y los expulso de mí, de mi vida, hogar, familia, trabajo, estudio, etc. En el Nombre del Señor Jesús, les ordeno que abandonen esa posesión sin hacerle daño a nadie, les ordeno que nunca más regresen porque el dueño de mi vida es Jesucristo, quien con su preciosa Sangre me cuida y protege.

Ahora desata las bendiciones y te pido Padre Celestial abrir las ventanas de los Cielos y derramar tus bendiciones sobre mi (Nombre las bendiciones que quieras que Nuestro Padre del Cielo derrame sobre ti, tu familia, tu empleo, tu negocio, tus estudios etc). Te pido esto en el Nombre bendito de Jesús y a ti Padre Celestial con el Poder del Espíritu Santo y por la intercesión de la Virgen María y el auxilio de los Santos Ángeles y Arcángeles. Amén.

ORACIÓN A LA SANGRE DE CRISTO

Señor Jesús, en tu nombre y con el Poder de tu Sangre Preciosa sellamos toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo nos quiera hacer daño. Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas Satánicas de la naturaleza, en los abismos del infierno y en el mundo en el cual nos moveremos hoy. Con el Poder de la Sangre de Jesús rompemos toda interferencia y acción del maligno. Te pedimos Señor Jesús que envíes a nuestros hogares y lugares de trabajo a la Santísima Virgen acompañada de San Miguel Arcángel, San Rafael Arcángel, San Gabriel Arcángel y todas sus cortes de Santos Ángeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesús, sellamos nuestra casa, todos los que habitan en ella (nombra a cada uno de ellos) y las personas que el Señor enviará a ella, así como los alimentos y los bienes que El generosamente nos envía para nuestro sustento. Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos, tierra, puertas, ventanas, objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos y en fe colocamos un círculo de su Sangre alrededor de toda nuestra familia.

Con el poder de la Sangre de Jesús, sellamos los lugares en donde vamos a estar este día y esta noche, las personas, empresas o instituciones con quienes vamos a trabajar (nombra a cada una de ellas). Con el Poder de la Sangre de Jesús, sellamos nuestro trabajo material y espiritual, los negocios de toda nuestra familia, los vehículos, las carreteras, el aire, las vías y cualquier medio de transporte que vayamos a utilizar. Con tu Sangre Preciosa sellamos, los actos, las mentes y los corazones de todos los habitantes  y dirigentes de nuestra patria, a fin de que tu paz y tu corazón reinen por tu vida ya que gracias a ellas hemos sido salvados y somos preservados de todo lo malo. Amén.

Por todos los que están haciendo la Novena de la Prosperidad, para que el Señor les conceda la gracia que están necesitando y sean ungidos por el Espíritu Santo.

Rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un gloria.

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA PRIMERO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

SALMO 1
“Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni va por el camino de los pecadores, ni hace causa común con los que se burlan de Dios, sino que pone su amor en la ley del Señor y en ella medita noche y día. Ese hombre es como un árbol plantado a la orilla de un río que da fruto a su tiempo y jamás se marchitan sus hojas.¡Todo lo que hace, prosperará!”.

2 CRÓNICAS 7:14-15
“Y si mi pueblo el que lleva mi nombre se humilla, ora, me busca y deja su mala conducta los escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y devolveré la prosperidad a su país”.

JOSUÉ 1:7-9
“Lo único que te pido es que tengas mucho valor y firmeza. Repite siempre lo que dice el libro de la Ley de Dios, y medita en El, de día y de noche, para que hagas siempre lo que este te ordena. Así todo lo que hagas prosperará. Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo donde quiera que vayas”.

PRÁCTICA
Revive las gracias o dones del Espíritu Santo con las que fuiste confirmado por el Obispo. ¿Qué cosas de tu vida no están de acuerdo con la Palabra del Señor? Abandónate en las manos de Dios. Proverbios 28:25 “El que confía en el Señor prospera”.

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA SEGUNDO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

DEUTERONOMIO 28:8-12

“El Señor enviará su bendición sobre tu granero y sobre todas tus empresas, y te hará vivir feliz en el país que va a darte. Si cumples sus mandamientos y sigues sus caminos. Y te abrirá su rico tesoro, que es el cielo, para darle a tu tierra la lluvia que necesite y hará prosperar todo tu trabajo. Podrás prestar a muchas naciones, pero tú no tendrás que pedir prestado a nadie”.

ROMANOS 13:7-10
“Denle a cada uno lo que le corresponde. Al que le deban pagar contribuciones, páguenle las contribuciones; al que deban pagar impuestos, páguenle los impuestos; al que deban respeto, respétenlo; al que deban estimación, estímenlo. No tengan deudas con nadie, aparte de la deuda de amor que tienen unos con otros, pues el que ama a su prójimo ya ha cumplido todo lo que la ley ordena. Los mandamientos dicen: “no cometerás adulterio, no mates, no robes, no codicies”, pero estos y todos los demás mandamientos quedan comprendidos en estas palabras: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”; el que tiene amor no hace mal al prójimo; así que en el amor se cumple perfectamente la ley”.

PRÁCTICA
Si no te has confesado, prepárate para hacerlo; pídele perdón a Dios por no darle el primer lugar en tu corazón. Esfuérzate para sacar más tiempo para aprender más de Él, a través de su Santa Palabra, para adorarlo, servirle y amarlo.

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA TERCERO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

HEBREOS 11:1
“Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencido de la realidad de las cosas que no vemos”.

MARCOS 11:22
“Tengan fe en Dios por eso les digo: Todo lo que pidan en oración crean que ya lo han conseguido y lo obtendrán”.

NÚMEROS 11:23
“Pero el Señor le contestó: ¿Crees que es tan pequeño mi poder? Ahora vas a ver si se cumple o no lo que he dicho”.

PRÁCTICA
De ahora en adelante dándole gracias a Dios como si ya disfrutáramos de la respuesta. Gloria al señor.

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA CUARTO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

SALMO 24:1

“Del Señor es el mundo entero, con todo lo que hay, con todo lo que en él vive”.

PROVERBIOS 13:4
“El perezoso desea y no consigue; el que trabaja prospera”.

PRÁCTICA
Me esforzaré para organizar mi vida personal y familiar viviendo el sacramento matrimonial mío o de mis padres, y realizaré con responsabilidad y alegría mi trabajo, mis estudios o cualquier realización de mi vida.

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA QUINTO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

GÉNESIS 12:1-3
“Un día le dijo el Señor a Abraham: Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu Padre, para ir a la tierra que yo te voy a mostrar. Con tus descendientes voy a formar una gran nación; voy a bendecirte y hacerte famoso, y serás una bendición para otros. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; por medio de ti bendeciré a todas las familias del mundo”.

ECLESIÁSTICO 5:10-13
“Sé constante en tu manera de pensar y no tengas más que una palabra. Date prisa para escuchar, pero ten calma para responder. Si puedes responder a los demás, pero si no quédate callado. El hablar puede servir para la honra y la deshonra. ¡La lengua es la ruina de hombre!.

PROVERBIOS 13:2
“Cada uno recoge el fruto de lo que dice, pero los traidores tienen hambre de violencia”.

PRÁCTICA
Vayamos en oración con Jesús a lo más profundo de nuestro ser y desatemos las maldiciones que enviamos a todas las personas que criticamos (la única manera de liberarlos es bendiciéndolos, ojalá sea en la misa).

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA SEXTO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

¡Dar no es cuestión de esparcir sino de sembrar!

TOBIAS 4:7-17
“Dad ayuda de lo que tengas y cuando des ayuda no seas tacaño. Cuando veas a un necesitado, no le niegues tu ayuda. Así Dios no te negará la suya; reparte tu pan a los justos, pero no le des a los pecadores”.

PROVERBIOS 11:25
“El que es generoso, prospera; el que da, también recibe”.

2 CORINTIOS 9:6-9
“Acuérdate de esto: el que siembra poco, poco cosecha; el que siembra mucho, mucho cosecha. Cada uno debe dar lo que haya decidido en su corazón, y no de mala gana o a la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría. Dios puede darles con abundancia toda clase de bendiciones, para que tengan siempre todo lo necesario y además les sobre para ayudar en toda clase de buenas obras”.

PRÁCTICA
Observa qué hermano de tu grupo está pasando grandes necesidades y ayúdale. También observa si hay un enfermo en tu familia, en tus amigos o vecinos, luego invita al párroco para que le lleve el Sacramento de la Unción de los enfermos.

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA SÉPTIMO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

MALAQUIAS 3:8-11
“¿Robará el hombre a Dios? ¡Pues vosotros le habéis robado! y todavía preguntáis ¿En qué te hemos robado? ¡En los diezmos y en las ofrendas! Maldito sois con maldición, porque vosotros la nación toda me habéis robado, y os digo: Traed todos los diezmos a mi casa para que haya alimento en ella; probadme en esto, a ver si no os abriré las ventanas de los cielos para derramar sobre vosotros toda bendición hasta que sobreabunde, reprenderé también por vosotros al espíritu de ruina y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en los campos será estéril, dice el Señor de los ejércitos”.

ECLESIÁSTICO 35:7 -10
“Honra al Señor con generosidad; no seas tacaño cuando ofrezcas los primeros frutos. Siempre que ofrezcas algo, pon buena cara y da los diezmos con alegría. Da al Altísimo, como El te ha dado a ti, con generosidad, de acuerdo con tus capacidades, porque Dios sabe premiar y te pagará siete veces más”.

El diezmar no es donación, sino inversión.

PRÁCTICA
Examina tu vida. ¿Estás dando a Dios lo que le corresponde?. Puedes entregar el diezmo a la comunidad que te esté instruyendo y ayudando a crecer en la Palabra del Señor.

NOTA: Recuerda que el diezmo es dedicado para el sustento de la extensión del reino de Dios. El diezmo es diferente a la limozna, ofrenda, obra de caridad y donación.

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA OCTAVO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

HEGEO 1:3-10
“Esta gente dice que todavía no es tiempo de reconstruir el templo. ¿Y acaso para ustedes si es tiempo de vivir en casas lujosas, mientras que mi templo está en ruinas? Yo, el Señor Todopoderoso, les digo, que piensen bien su conducta. Ustedes siembran mucho, pero cosechan poco; comen, pero no se sienten satisfechos; beben, pero se quedan con sed; se abrigan, pero no entran en calor; y el que trabaja a jornal, echa su salario a saco roto.

Yo el Señor Todopoderoso, les digo que piensen bien en su conducta. Vayan a las montañas, traigan madera y construyan de nuevo el templo. Yo estaré allí contento, y mostraré mi gloria. Ustedes buscan mucho, pero encuentran poco, y lo que guardan en su casa, yo me lo llevo en un soplo. ¿Porqué? Pues porque mi casa está en ruinas, mientras que ustedes solo se preocupan de sus propias casas. Yo el Señor, lo afirmo. Por eso no cae para ustedes la lluvia, ni la tierra les da sus productos”.

PRÁCTICA
Observa la casa de Dios, si puedes obsequiar algo, llévalo en acción de gracias. Como por ejemplo: jabón, cera, escoba, trapeador, comida, ropa, flores etc.

NOVENA DE LA PROSPERIDAD – DÍA NOVENO
No olvides comenzar con las oraciones para todos los días.

1 CRÓNICAS 29:11-14
“‘¡Tuyos son Señor, la grandeza, el poder, la gloria, el dominio y la majestad! Porque todo lo que hay en el cielo y la tierra es tuyo; Tuyo es también el Reino, pues tú Señor, eres superior a todos. De ti vienen las riquezas y la honra. Tú lo gobiernas todo. La fuerza y el poder están en tu mano y en tu mano está también dar grandeza y poder a todos. Por eso, Dios nuestro, te damos ahora gracias y alabamos tu glorioso nombre; pues ¿Quién soy yo y qué es mi pueblo para que seamos capaces de ofrecerte tantas cosas? En realidad, todo viene de ti y solo te damos lo que de ti, hemos recibido”.

PRÁCTICA
En gratitud recuerda 20 bendiciones recibidas y da gracias a Dios por cada una de ellas.

Los cristianos debemos cuidar las bendiciones que son los regalos divinos ganados por nuestra fe. Los Ángeles son los servidores que Dios nos envía para que nos protejan y nos cuiden, pídeles a ellos protección y ayuda para todas las bendiciones que recibirás.

 

Volver al inicio