Este espacio está destinado a ayudarte a sanar cualquier situación con los hijos vivos y con los hijos no nacidos mediante prácticas y rituales que te ayudarán a entender, a soltar y a mejorar tu relación con ellos para fluir en paz y amor durante toda tu vida.

Hijos vivos de cualquier edad:

Ver el siguiente video, da clic aquí.

Leerse el libro la Ley del espejo, da clic aquí.

Hijos no nacidos:

Para los Hijos que no nacieron, para ellos a quienes no fue posible llegar a este espacio terrenal pero que si fueron espíritu con una conexión especial con mamá y papá, y que deben despedirse y sanarse para poder vivir una vida desde el perdón y el amor, y desde mi propia experiencia con una pérdida de 2 hijos hace varios años, les entrego en absoluta compasión y generosidad el proceso que pueden realizar para soltarlos y sanar de raíz este dolor, no importa las razones por las que ese bebé no nació:

Te vas a preparar para hacer un ritual para enterrar a este ser. Primero debes realizar una meditación en donde le vas a preguntar a ese bebé si es una mujer o un hombre y cuál es su nombre, preparas el espacio, bien especial, con velas, aromas, música medicina, cierras tus ojos, respiras y te conectas, le haces las preguntas, si no te dice el nombre tú le pones un nombre y le preguntas si le gusta, si te dice que no, le sigues asignando nombres hasta que te diga que si. Todo te llega en una respuesta automática, no lo pienses mucho, no permitas que se meta el ego, hazlo desde el amor Divino permitiendo que fluya en tu corazón, vibra, lo que te llegue está bien. Al finalizar le das las gracias y le dices que lo o la amas, aprovecha ese momento entre uds, es un momento valioso e importante, pídele perdón si es necesario, háblale, dile todo lo que quieras decirle, llora, saca y desahógate.

Desde ese momento hiciste la reconexión con tu bebé y la aceptación de la situación y la dinámica cambiará, ahora ya podrás soltarlo y dejarlo que viva su proceso de ascensión, puede que se quede un tiempo acompañándote pero la relación será diferente y al pasar el tiempo el descansará.

Luego vas a preparar todo el ritual de entierro como si estuvieses enterrando a una persona real, eliges un lugar en la naturaleza, en lo posible que sea hermoso, mágico, así como tu bebé lo merece. Vas a comprarle un juguete que represente la relación con ese bebé. El juguete es el bebé. Te diriges al lugar, puedes llevarle flores y lo que desees, lo importante es que realices todo el proceso de entierro, poniendo el juguete debajo de la tierra, recuerda que el juguete representa al bebé. Te despides y le dices lo que sientas decirle.

En ese momento le vas a pedir al Arcángel Gabriel y al Arcángel Miguel que lo acompañen en su proceso, les dices el nombre de tu bebé y les dices que abran la puerta para que (el nombre de tu bebé) pueda continuar con su camino. Llora y vive todo el duelo si así lo sientes. Confía en que los Ángelitos lo cuidarán y lo ayudarán.

Ese mismo día comienzas a hacer el novenario, todos los días a la misma hora por 9 días con una veladora grande y blanca vas a ir a tu lugar o santuario favorito de oración, prendes la vela y entras en oración pidiéndole a Dios que custodie a tu bebé, dile que le entregas a tu hijo, oras y se lo entregas. Puedes ponerle a la vela el nombre y el género del bebé. La luz de la vela representa el Espíritu de tu bebé, cada día apagas la vela y regresas a tu casa. El último día, haces todo el proceso exactamente igual pero en tu casa vuelves a prender la vela y la dejas encendida hasta que se apague sola. Esta luz se apaga en la tierra pero se mantiene encendida en el cielo, con Dios.

Si perdiste varios hijos haces todo el proceso igual para cada uno por separado.

Si eres un hombre y ya no estás con la mamá de este bebé, también puedes hacer este proceso solo, si estás con ella entonces lo hacen juntos.

Espero que puedas compartirme tu experiencia después de hacer este proceso, puedes enviarme un correo a contacto@espirituonce.com porque sé que puede ayudarle a otras personas a sanar, lo compartiré con respeto y amor hacia ti y tu proceso sin mencionar tu nombre.

Te abrazo con todo mi amor!!

Diana Luna