Guarda todo para ti

Guarda todo para ti porque nadie mejor que tú conoce el valor de tus deseos. Una de las lecciones de la meditación, para mi, ha sido aprender a guardar silencio, quienes me conocen saben que puedo hablar mucho, me encantaba hablar, disfrutaba tanto hacerlo que me convertí en una gran vendedora, durante 17 años trabajé en el área comercial en Publicidad, logré uno de mis mayores objetivos que era ser Gerente Comercial de importantes compañías. Por supuesto, para vender debes saber hablar, hablar mucho, pero no sólo comunicar lo que ofreces en tus productos sino también saberte relacionar, generar empatía, cercanía y amistad. De allí nacieron relaciones muy bellas de amistad al día de hoy. En ese período me encantaba conversar, de todo, incluso de la vida de los demás y de mi propia vida. Contaba todo.

Mis problemas y alegrías, todo era público, y lo interesante de esto es que hoy, al poder ver y verme desde el amor, comprendo que era parte de mi proceso, sin juzgarme, sin castigarme, hoy comprendo que estaba aprendiendo, y cuando contaba algo que es privado o personal entregaba el poder de mi vida, ya que nuestra energía es lo más valioso que tenemos y cuando contamos lo que queremos, lo que hacemos, nuestros deseos, nuestros sentimientos o emociones, estamos cediendo el poder a los demás permitiendo que esta energía salga de nosotros, ya no estará contenida ni reservada desde el amor, sino que estará dispuesta y expuesta a la energía de los demás que no es necesariamente mala, pero nunca será igual a la nuestra. Esta energía es ajena, y esta energía puede influir en los resultados de una manera positiva… o no tanto.

Cuando conservas tus secretos para ti o incluso los secretos de los demás, estás tomando el control absoluto de este proceso, estás permitiendo que el Universo actúe de una manera lineal, estás depositando o enviando bendiciones para atraer lo que se anhela. Guarda tus secretos y los de los demás para ti, como quisieras que hicieran con los tuyos, como te gustaría que hicieran contigo, muchas veces es mejor estar en silencio, no decir también es decir y qué mejor que expresar respeto hacia los demás conservando lo que te dijeron o lo que hicieron, qué grande es respetarte a ti mismo comprendiendo que tus actos o tus sueños son parte de ti, que eres el tesoro más grande por lo tanto lo que anhelas vale oro, recuerda que eres un regalo de la vida, que eres el milagro más grande -leer el Memorándum de Dios aquí-

Cuando nos mantenemos en un estado permanente de meditación nuestro cerebro se acostumbra a reflexionar antes de hablar, a pensar mejor y a observar, lo que en consecuencia te ayuda a vivir en el ahora, y al tener la atención plena en el ahora te conviertes en el mejor observador de tu vida. Así que ahora yo, después de conectarme con mi espiritualidad, guardo silencio, conservo todo para mi, conservo mis pensamientos, no importa el momento, la situación o el lugar, intento estar en silencio, este ha sido un regalo demasiado grande para mi vida, por eso, guarda todo para ti, guarda silencio, piensa, reflexiona, medita y después di lo que tienes que decir con calma, con comprensión y sobre todo desde el amor.

Diana Cardona.

 

 

2 comentarios de “Guarda todo para ti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
30 ⁄ 10 =


error: Content is protected !!