Eleva tu energía

No alcanzamos a dimensionar la importancia de mantener nuestra energía arriba y por esto decidí escribir este artículo para hoy.

Si alguna vez leíste o viste “El secreto” (si aún no lo haces por favor ve corriendo a Youtube para verlo, puedes encontrarlo aquí), comprendiste que es posible para todos tener abundancia y cumplir cada uno de nuestros deseos, pero el Secreto no explica completamente el secreto detrás de ese secreto, y es… ¡vibrar alto!.

La única manera de lograr los resultados en la Ley de la Atracción es viviendo con una actitud positiva y feliz, y sé que es difícil de comprender porque esto me tomó bastantes años, pero si estás pasando por momentos difíciles debes incluso «obligarte» a sentirte bien. Cuando decretes debes estar vibrando alto, ayúdate, comete un helado, ve a cine, realiza algún deporte, o simplemente en ese instante sonríe. Antes de decretar podrías traer a tu mente y a tu corazón un recuerdo bonito de algo que te pasó, y que te haga sonreír, cierra tus ojos, conéctate con ese momento y siente la emoción y la felicidad y sonríe. ¿Sonreíste al ver la imagen de este artículo? Debes presionarte para vibrar alto, porque al vibrar alto agradecerás y al agradecer atraerás.

Como ya he mencionado antes todo absolutamente todo es energía y la energía es sinónimo de vibración que recorre todo nuestro cuerpo desde muchas frecuencias. Cómo nos sentimos y vibramos así mismo creamos, es decir que generamos nuestra propia realidad exterior, todo lo que sucede afuera es una expresión de lo que somos adentro, de cómo nos sentimos, de lo que pensamos y exactamente de esto atraemos.

La vibración no depende únicamente de cómo nos sentimos en este momento presente, o de obligarnos a mostrarnos felices para aparentar estar vibrando alto, este un ejercicio que nos va a ayudar a reprogramar nuestra mente (este es otro tema largo para otro artículo) porque obligarte a sonreír hace que tu mente se crea esa realidad y entienda que es tu estado natural, es decir, el estado en el que quieres permanecer, pero aquí lo que quiero que veas es que también es clave que explores en ti cuál es la causa de ese malestar o sufrimiento; porqué no logras conectarte con sentimientos de felicidad. Si sabes que no estás vibrando alto reconoce  que algo no está bien en tu vida, que hay que hacer un trabajo de sanación profundo interior y que debes tomar la decisión de hacerlo para que puedas abrirte a esta posibilidad, debes decidir querer hacerlo. Tu sufrimiento tiene una causa más profunda que simplemente la que te lo causó.

Si eres consciente que no eres feliz, que algo te falta o que no logras conseguir todo lo que deseas es porque hay algo pendiente por sanar, como digo, la energía es vibración y sale del interior, se siente, se expresa sola a través de una sensación permanente de felicidad, si no es así, quizás viviste alguna situación que está pendiente por sanar. Mi recomendación es que comiences a investigar desde tu infancia, cómo fue tu proceso en el vientre materno y desde allí, desde tu nacimiento todo lo vivido con padres, maestros, amigos y parejas. Estudia los patrones y busca ayuda para sanar. Sana de raíz para que te conectes con tu esencia divina que te hará vibrar alto, debes perdonar, sentir compasión y vivir desde el amor, porque así se elevará aún más tu vibración y así obtendrás más y más bienestar.

Mientras tanto ayúdate, busca actividades que te hagan sentir mejor, busca la manera de compartir momentos agradables y siempre busca estar feliz, tienes todo el derecho para vivir una vida maravillosa y llena de abundancia, incluso si tienes que empezar a decir «no» a quienes o a lo que te hace sentir mal.

De mi parte te dejo esta meditación con un ejercicio bastante efectivo para vibrar alto en cualquier momento de tu vida.

Diana Luna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
11 × 17 =


error: Content is protected !!