Cortando lazos energéticos

Los lazos son conexiones que se forman naturalmente a través de la interacción entre un ser humano y otros sistemas energéticos. Son conocidos como lazos energéticos, cordones o lazos etéricos. Poseen forma de cordón o manguera y permiten el intercambio de energía, información y consciencia a niveles sutiles. Como sabes todo absolutamente todo es energía, fluimos en energía, todo en nuestra vida vibra en energía. El cuerpo físico es una herramienta que se nos ha dado, es la forma material para transitar las experiencias terrenales, pero no somos únicamente este cuerpo físico, en realidad nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y espiritualidad funcionan desde otros cuerpos sutiles llamados cuerpos divinos. Es en estos cuerpos en donde ocurre todo aquello que vibra en energía, en el cuerpo físico vibra únicamente todo lo que corresponde a la conexión con lo material o terrenal. Los pensamientos, sentimientos y emociones entre otras cosas funcionan etéreamente o en dimensiones astrales o cósmicas porque no son tangibles, pero los pensamientos, sentimientos y emociones si son creadores de lo que sucede en la materia. Lo terrenal depende de lo etéreo o astral.

Así mismo toda esta energía genera permanentemente conexiones desde las emociones, si se siente dolor se está creando una conexión de tristeza, de nostalgia, quizás de enojo; así como también si se siente felicidad, se está creando una conexión de recuerdos, de abundancia, de amor, de ternura y así para todo. Estos pensamientos, sentimientos y emociones, entonces están creando lazos que se visualizan a nivel energético, por lo tanto estos lazos pueden conectar a dos personas sin importar la ubicación geográfica, así que si esa persona que amas o no, está en otro lugar esa conexión seguirá intercambiando energía a través del tiempo, incluso así creas que ya sanaste, que ya perdonaste u olvidaste, esa conexión seguirá establecida a través de ese lazo que intercambia de un lado y del otro energía, ya que funcionamos en un programa de equilibrio y en este equilibrio el intercambio siempre será mutuo, no será únicamente de un lado, será para ambas partes por igual y continuará hasta que una de las dos partes tome la decisión de cortarlo.

Es muy importante tomar esta decisión y ser consciente de la existencia de este lazo, por ejemplo, cuando sentimos una carga, un peso, cansancio, dolor. Exactamente en esas zonas en donde encontramos contracturas musculares o donde tenemos una situación de enfermedad, allí está ubicado el lazo. Y si, en el momento de cortarlo desaparecerá el dolor o la enfermedad, porque si este lazo no se corta va creciendo, se va haciendo cada vez más grande y más fuerte como una cuerda muy gruesa que generará malestares físicos. Cuando tienes claridad de la existencia de estos lazos y decides cortarlos para liberarte, para sanar, para vivir una vida mejor entonces deberás realizar varios procesos que requieren de tu dedicación, utiliza herramientas de apoyo como sahumerios, sales, baños con plantas, cuarzos pero en especial acude a un profesional que te guíe en la terapia de liberación y de corte de estos cordones o lazos energéticos.

Si deseas hacer este proceso conmigo puedes acceder a la información del taller que realizo cada mes dando clic aquí.

Vale totalmente la pena hacerlo, se siente fuertemente en el cuerpo el alivio y el descanso después de cortar, y en el caso de relaciones de pareja pasadas se abre el espacio para recibir una relación de pareja más sana, ya que si no desocupas primero no es posible tener el espacio libre y disponible para recibir lo nuevo y mejor que está esperándote, aplica también para relaciones actuales, se siente cómo la relación fluye en mayor armonía y amor. En las relaciones sentimentales se crean lazos muy fuertes con el vínculo sexual, ya que se une el primer chakra de ambas partes. Para manifestar la felicidad y la abundancia primero debes soltar completamente, liberar, sacar de tu vida, cortar de raíz toda esa energía acumulada, todo eso negativo, ese dolor, ese rencor que se formó alguna vez y que aunque no lo creas aún queda allí de alguna u otra forma. Cortas el contacto físico pero siempre siempre debe cortarse este lazo energéticamente.

Diana Luna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
18 + 17 =


error: Content is protected !!