DECRETO PARA SANAR CON MAMÁ Y LINAJE FEMENINO. Repetir por 40 días seguidos.
Madre, necesito sanar contigo para poder vivir mi propia vida en armonía. Eres el canal que elegí para vivir esta experiencia física. Te escogí porque eras perfecta para mí. Gracias mamá, lo hiciste estupendo.
He vivido demandando amor constantemente a través de “ser buena”, “ponerme hasta el final”, “dar de más”, buscar aprobación, permitir abusos, querer permanecer, lograr reconocimiento profesional, sufrir por lo que los demás digan o piensen de mi , etc, etc…
No soy tu víctima porque sé que hiciste lo mejor que podías con lo que tenías y sabías. Ahora estoy libre para crecer, evolucionar y reconciliarme contigo. Reconozco a la niña herida que hay en mí y aprendo a darle todo el amor y aceptación que no recibió de la forma que ella esperaba.
Me alejé de ti creyendo que con eso iba a evitar el dolor, pero el dolor de no sentirme amada tal y como soy, de no sentirme suficiente; me ha hecho ir por el mundo buscando un amor y aprobación que nadie podrá nunca darme y ello me ha hecho sufrir mucho.
‘Mamá tu y yo somos una” ‘Mamá tu y yo somos una” ‘Mamá tu y yo somos una” 
Yo no soy más grande que tú, no debo sentenciarte. Tú eres el mar y yo el río que nace de ti.
Hoy estoy decidida a consolar y sanar a mi niña herida. Necesito reconectarme contigo porque a través de ti es que me reconecto con la vida y con toda mi fuerza interior.
Pido al gran espíritu poder ver a la mujer que eres sin juicios, poder ver todas tus decisiones sin juicios y poder aceptarte tal y como eres sin que me duela. En la medida que te acepto, me reconcilio conmigo misma, porque tú eres la semilla de donde parto y la que me permite desplegar todo mi potencial.
La vida y la madre son más grande que uno y ante ello sólo queda aceptar y rendirse con la mejor disposición. Y así lo hago ahora.
Esto es un trabajo interno en el cual cada día te acepto en mi corazón con todos tus defectos y virtudes. Sin expectativas. Sin esperar que tú cambies, ni que lo veas, ni me lo reconozcas. Lo hago por mí y por toda mi descendencia.
Te honro y te respeto tal y como eres. Gracias por darme la vida. Honro tu vida tal y como ha sido. Honro mi vida tal y como es. 
No me quedo atascada en resolver tus problemas, te dejo con tu propias cargas porque sé que tú puedes con todas las circunstancias que has elegido en tu vida.
Te prometo que voy a ser una persona feliz; que voy a amarme más que a nada en este mundo y voy a disfrutar mi vida al máximo. Que siempre voy a rodearme de personas que me amen, me respeten, me valoren y me den mi lugar. Que creeré en mí y seré consciente de lo hermosa, talentosa y maravillosa que soy. Que voy a hacer mis sueños realidad desde mi más grande gozo, libertad, pasión y aprecio. 
Que viviré en abundancia, conectada con mi guía interior, tomando las mejores decisiones para mí.
Tomo la Vida. Te honro y te bendigo madre. Tú eres la grande y yo soy la pequeña. Te pido permiso para hacerlo diferente. Estoy lista para cambiar la historia de todo nuestro linaje y descendencia.
Madre me siento feliz de ser quien soy, me amo con todo mi corazón y disfruto inmensamente estar viva.  Gracias por traerme a este mundo.
Te AMO MAMÁ
Me amo 
Te acepto 
Me acepto
Te respeto 
Me respeto 
Te valoro 
Me valoro

Ten en cuenta que a través del útero, los antepasados que forman parte de tu linaje materno, te heredaron memorias celulares que pueden incluir patrones de dolor, falsas creencias limitantes o bloqueos negativos.

También te brindaron habilidades y hermosos dones como fuerza, coraje, capacidad de amar, creatividad y sabiduría. Parte de lo que eres viene del poder de tu linaje materno, y debes saber aprovecharlo.

 

DECRETO PARA SANAR CON PAPÁ Y LINAJE MASCULINO. Repetir por 40 días seguidos.
Gracias padre te amo, te aprecio te acepto tal cual eres en todas las dimensiones espacio tiempo, te agradezco por tu presencia y tu luz fuerza.
Honro mi linaje masculino y te honro a ti papá, por ser el paciente agricultor de mi alma pues, tras haber sembrado tu semilla, cultivaste con amor y entrega aún sin poderme sentir dentro de ti. Recibiste tu cosecha con la más delicada ternura y construiste un cordón de corazón a corazón, para unirte conmigo en amor.
Te bendigo porque de ti he aprendido cómo protegerme, proveerme, cuidarme, guiarme. Y, si hubo algunas carencias, sé que fui yo quien te eligió así para, precisamente, aprender de esa experiencia.
Me responsabilizo de todo aquello que yo acepté e integré en mí como verdadero. Reconozco que tú cumpliste tu labor de la mejor manera posible de acuerdo a tus propios recursos y dando cumplimiento al contrato de alma que ambos acordamos. Nos perdono por cualquier sufrimiento que hayamos co-creado y nos agradezco las lecciones que de éste obtuvimos. Nos libero de toda historia de dolor, de miedo, de enojo, de tristeza y su consecuente karma en nuestras vidas.
Sé que me he convertido en quien hoy soy gracias a tu aportación a mi vida. Todo lo que necesite corregir y mejorar es ya labor mía y me sé acompañada por ti en cada paso, pues el cordón que entreteje tu corazón al mío es inquebrantable y siempre palpitante.
Es tu mirada la que me ha enseñado a ser mirada y reconocida por los hombres. Es tu amor el que me ha mostrado cómo merezco ser amada. Es tu misericordia la que me ha dado confianza para mostrar mi fuerza. Son tus caricias las que han dejado memoria en mi piel para sólo permitirse ser tocada por el otro en total amor y entrega. Asumo mi proceso y la responsabilidad de sanar con los otros hombres de mi camino todo lo que haya quedado pendiente contigo.
Te miro, y miro a todos los hombres que te anteceden.
Los honro. Te miro, y miro tu historia.
La entiendo.
Te miro, y miro los duelos, las heridas.
Las comprendo.
Te miro, y miro las imposibilidades.
Las sano en mi corazón.
Porque cuando te miro, miro lo Masculino en mi, y cuando mi mirada es en compasión, esta mitad en mi comienza a sanar, y se hace la luz
A partir de hoy confío en poder integrarte en mi: masculino sagrado, verdadero, auténtico, también amoroso y presente.

 

LIBERACIÓN DEL CLAN. Repetir por 9 días seguidos.

Con una sola persona que despierte en el clan liberará a todos los ancestros de la línea presente para atrás y adelante por lazo sanguíneo o afectivo.

Yo (nombre completo), en este presente y sabiendo que tengo el poder de liberar a través de mi conciencia, por el solo hecho de darme cuenta y tener la voluntad de modificar todos los registros biológicos, genéticos, psíquicos y emocionales que traje como programa de vida, entiendo ahora que mi cerebro toma el registro de antecedentes grabados en mi ADN para reproducirlos y que es posible cambiar estas instrucciones por la determinación única de mi consciente voluntad.

Por lo tanto, decido, ahora, realizar las siguientes instrucciones para modificar todo aspecto negativo, aprendido o heredado en mi sistema de vida y a través de mi a todos mis ancestros y en la vivencia y en la línea de mis padres, abuelos, bis abuelos y hacia atrás toda generación que me alcance y también a través de mi, a mis pares hermanos, primos y a mi descendencia directa hijos, sobrinos y nietos, y hacia el futuro, todos.

Por tal razón libero de manera contundente y real a todo mi clan y a cualquier alma reconocida o no que a el pertenezca, esta liberación alcanza todo los programas, memorias o vivencias limitantes conscientes de esta y otras vidas. Fidelidades establecidas en los integrantes del clan o ciclos biológicos memorizados. A todos los comportamientos psíquicos, emocionales o físicos que programamos en desequilibrio.

También estoy consciente de que aquí y ahora, desprogramo, ahora, posibles pérdidas económicas, escasez o carencias, traiciones económicas o de tierras, separaciones y divorcios con dolor, soledad, desamor, herencias negativas de todo tipo, obesidad, trastornos, adicciones, asesinatos y muerte prematura o violenta, suicidios que pudieran haberse registrado en mi línea ancestral, enfermedades mentales, todas las que existen, y enfermedades físicas todas las que conocemos y/o por conocer. Desprogramo los virus conocidos o creados en el futuro. Accidentes, violaciones, traiciones, toda maternidad no deseada de una u otra manera, la no aceptación de un embarazo o de hijos, hijos que no conocimos o que desaparecieron, toda maldición de cualquier tiempo y de cualquier persona, desprogramo los desarraigos, la manera de migrar sin voluntad de los seres de un país a otros, todos los pactos oscuros, la falta de amor, las pestes, hambruna, falta de agua o comida, en nuestra vida ya está desprogramado.

Libero también: todo registro de trabajos forzados, sacrificios, esclavitud y guerra, cualquier participación en terremotos, tsunamis, inundaciones o sequías, incendios, huracanes, toda limitación que al ser le asista, lo que pudo haber ocasionado vergüenza, sumisión, discriminación o persecución, todo aquello que en la familia no se haya dicho y lo que permanezca en secreto, toda memoria de dolor, libero, ahora, en este presente, a mi misma y a todos los componentes de mi familia, ya que entrego el mando al Espíritu Superior que habita en mi y en todos ellos y me considero junto a mi clan libre de todo dolor y en paz, a mi familia y a la humanidad.  

Así es, hecho está.

 

Oración de limpieza cuántica de todo el linaje. Repetir por 21 días

Yo (nombre completo), rompo, destruyo, desintegro y pulverizo toda cuántica transgeneracional negativa que traigo instaurada del árbol genealógico de mi padre y mi madre, desde la primera generación hasta la herencia que hemos recibido de ellos en esta vida. Elimino por consiguiente todo dolor, tristeza, maldición que haya caído sobre ambas descendencias y mi persona, elimino mentiras, sufrimientos, sufrimiento colectivo, elimino excesos por ansiedad, miseria, miedos, esclavitud laboral o dependencia laboral. Elimino también infelicidad, tragedias, baja autoestima, depresiones, egoísmo, despotismo, enfermedades de todo tipo heredadas, fobias, depravación de cualquier índole, alteraciones a tener una pareja sana, armoniosa. Elimino maltratos, vejación, desamor, suicidios espirituales, suicidios físicos, adicciones a conflictos, elimino sacrificios, solidaridad de alma con alguno de ellos, siniestros, accidentes, dogmas religiosos errados. Elimino todo espíritu competitivo negativo que me genere envidia, odio y resentimiento hacia los demás, elimino y desecho todo daño espiritual producto del resentimiento, libero la pobreza mental y física que se me haya generado o haya heredado por vivir en esta y otras vidas, así como borro todo recuerdo en mi memoria celular que este grabado en mi subconsciente. Borro todo recuerdo negativo, traumático, todo programa de terror, toda memoria dañino, problemático, destructivo, todo lo negativo que genere memoria conscientes en esta vida. Elimino el sedentarismo, la flojera, la pereza, todo estado de paralización que me impida movimiento, destruyo todo karma que arrastre convirtiéndolo en amor. Elimino todo voto de renunciación, castidad, pobreza, silencio, sacrificio, obediencia, sumisión, claustro, martirio, que haya hecho por pertenecer a una congregación de cualquier índole desde primera reencarnación en el plano terrenal, hasta mi existencia actual. Rompo todo pacto que haya hecho con un alma en vidas pasadas y que no me permita mi evolución, renuncio a todo lo que me que me ate, me sacrifique, me dañe, me estanque. Saco hoy todo esto de mi adn, órganos, células físicas y energéticas, lo elimino de mis cromosomas, de mi sangre, de todos mis siete cuerpos energéticos, así como todo pacto que inconscientemente haya hecho con la oscuridad, por desconocimiento de las órdenes de leyes espirituales, disolviéndose en los sistemas de excreción para ser sacado y eliminado para siempre y por siempre. A su vez cierro todo portal, puerta, vórtice, agujero que esté abierto de oscuridad y que yo desconozca. Decretando e instaurando un sistema de salud, amor, abundancia, prosperidad, serenidad, confianza, y felicidad guiado bajo las leyes universales.

Lo decreto aquí y ahora. Para mi más alto bien y de quien me rodea, de la mejor y más elevada manera. 

En cada célula de mi cuerpo y nivel de creencias. Y los sustituyo por amor incondicional del Creador.

Hecho está, así es, así será. Gracias gracias, gracias.